Firmas, Francisco Carbonero, IDEAS

2011, año clave para Andalucía

Share Button

Andalucía ha vivido el año 2010 como uno de los más difíciles de su historia, con un recrudecimiento de las consecuencias negativas de la crisis sobre sus ciudadanos y un grave retroceso en derechos sociales y laborales provocado por las decisiones de los gobiernos. Se puede resumir de manera simplificada que mientras el desempleo ha aumentado, las familias andaluzas se han empobrecido aún más y existen más personas al borde la exclusión social, las medidas adoptadas por el Gobierno van en la dirección contraria a la que requiere esta situación tan grave, recortando derechos y aumentando la precariedad laboral. 2010 será recordado como el año en el que los mercados y poderosos impusieron sus criterios al Gobierno, traicionando este su programa electoral y, por tanto, a los ciudadanos que lo habían respaldado; el año en el que más agresiones ha sufrido el Estado Social.

Ha sido también el año de la imposición de una reforma laboral que se ha mostrado absolutamente inservible. Tal y como advertimos desde CC.OO, es inútil, no genera empleo ni dinamiza el mercado laboral, y tras casi seis meses de existencia ha confirmado que sólo sirve para precarizar el empleo, debilitar las relaciones laborales, generar más paro y empobrecer a los trabajadores. Si a esto unimos la reducción de salarios a los empleados públicos este año y congelación de los mismos y las pensiones para el próximo, la retirada de la protección social a las personas desempleadas, la reducción de inversiones en obras públicas, las dádivas en rebajas fiscales otorgadas a las empresas y la ampliación de la edad obligatoria de la jubilación -entre otras medidas más-, estamos ante una situación de consecuencias imprevisibles durante los próximos años.

Por eso 2011 plantea numerosos retos para Andalucía, a los que hay que dar respuestas acertadas para garantizar el futuro de nuestra región y el bienestar de sus ciudadanos. Es urgente e imprescindible un giro en las políticas económicas y sociales de este país insistiendo en la idea de que es posible salir de la crisis de otra manera a pesar de que los mismos que la provocaron intenten convencernos, con la connivencia del gobierno, de que no hay alternativa y que todo pasa por reducir derechos. Claro que sí la hay, y CCOO ha puesto encima de la mesa un Pacto por la Economía, el Empleo y la Cohesión Social con propuestas concretas para reactivar la economía, generar empleo y garantizar los derechos, además de mostrar su disposición permanente a consensuar políticas en el seno del diálogo social. Sin embargo, ni el Gobierno ni la patronal han querido asumir este compromiso, el primero de ellos entregado a los mercados y el segundo agazapado para seguir obteniendo beneficios de esta situación.
En Andalucía tenemos que afrontar la crisis con un déficit histórico con respecto a otras comunidades y con una estructura productiva débil, aunque tenemos una ventaja: ya existe una “hoja de ruta” para salir de la crisis acordada entre sindicatos, patronal y Gobierno autonómico. No es otra que el VII Acuerdo de Concertación Social, con tres pilares básicos: la protección social, el empleo y avanzar hacia un nuevo modelo productivo más competitivo. El futuro de la economía andaluza pasa por poner en marcha las medidas del VII Acuerdo, y para ello es necesario que los presupuestos contemplen partidas específicas, algo que hemos exigido ya al Gobierno de la Junta así como que reclame en Madrid una mayor capacidad de endeudamiento en función de nuestro déficit, que es menor que el de la media estatal, y de nuestras necesidades. Mayores inversiones productivas, unas cajas de ahorro comprometidas con Andalucía aportándole músculo financiero y una patronal responsable que asuma los compromisos que ha firmado tanto en materia de concertación social como de negociación colectiva, son elementos clave para nuestra tierra en este momento. Y al frente un Gobierno andaluz contundente a la hora de defender los intereses de nuestra tierra y a los más desfavorecidos de nuestra sociedad, capaz de exigir a todos los agentes que cumplan con su responsabilidad en este esfuerzo común de sacar a Andalucía de la crisis.

Frente a una situación de extrema gravedad CC.OO, junto a la otra central sindical del país, está manteniendo una campaña de movilizaciones para rechazar esta política, defender los derechos y el Estado Social, extender al conjunto de la sociedad la idea de que otra salida es posible y que debemos luchar por hacerla posible. El futuro de varias generaciones de andaluces se está jugando en estos momentos en una auténtica batalla ideológica donde se enfrenta el modelo neoliberal salvaje de los mercados financieros contra el modelo de Estado Social que tantos años y esfuerzos nos ha costado conquistar. CC.OO seguirá luchando por la justicia, la igualdad, la solidaridad y la distribución equitativa de las riquezas que supone el modelo social. Solo en ese modelo es posible vislumbrar un buen futuro para Andalucía y todos sus ciudadanos.

No nos olvidemos del protagonista

MANUEL BELLIDO

Hoy no es noticia en la prensa, sin embargo el nacimiento de este niño hace 2014 años ha  cambiado el modo de ver la  vida. Con sus eternas verda[...]


El concepto de coherencia del Comisario Muižnieks

ANNA CONTE

El pasado 20 de noviembre se celebró el 25 aniversario de la aprobación de la convención internacional sobre los derechos del niño. La Convención[...]

Validated ID cierra el 2014 triplicando su volumen de negocio

La empresa tecnológica líder en el sector de la firma electrónica anuncia su expansión internacional en 2015, y prevé establecerse en el mercad[...]

35 empresarias y directivas participan en un nuevo encuentro de AMEDNA

35 empresarias y directivas de AMEDNA (Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas de Navarra) participaron el pasado viernes 19 de diciembre en u[...]





GRUPO INFORMARIA
Recaredo, 20 - 41003 - Sevilla España
Tel. 954 53 98 47 Fax 954 53 31 43
e-mail: agendaempresa@agendaempresa.com
1996-2014 Grupo Informaria.Todos los derechos reservados.